Saltar al contenido
Todo lo que quieres saber de Belleza y Estetica – FAQ – TIPS

¿Qué es el ácido hialurónico y cómo beneficia a su piel?

Para una piel más tersa e hidratada, los dermatólogos recomiendan agregar ácido hialurónico a su rutina de cuidado de la piel.

El ácido hialurónico, es el ingrediente para el cuidado de la piel, que se encuentra comúnmente en sueros, mascarillas en hojas e hidratantes favoritos, es un importante aditivo a su régimen diario en el cuidado de la piel. Esto se debe a que el ingrediente, una molécula que se encuentra naturalmente en la piel, se une al agua para dar volumen a la piel y darle ese efecto brillante e hidratado. Pero el ácido hialurónico hace mucho más que aumentar los niveles de hidratación de la piel

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una molécula de azúcar que se produce de forma natural en la piel, ayuda a unir el agua al colágeno, atrapándolo en la piel, de modo que la piel puede lucir más tersa, más húmeda e hidratada.

Básicamente, el ácido hialurónico aumenta la hidratación de la piel, lo que puede mantener su piel con un aspecto fresco, lleno y elástico. El colágeno de nuestra dermis forma la estructura de la piel. El ácido hialurónico natural está unido al colágeno por un lado y se une a las moléculas de agua por el otro, dando a la piel su tersura.

¿Por qué es tan importante el ácido hialurónico?

A medida que envejecemos, perdemos colágeno y ácido hialurónico de forma natural, por lo que la piel se deshidrata más fácilmente. Además, los cambios estacionales del clima, las calefacciones durante el invierno, ciertos productos para el cuidado de la piel y las condiciones subyacentes de la piel pueden causar pequeñas roturas en la barrera protectora de la piel, permitiendo que el agua escape. Es por eso es necesario el cuidado de la piel a medida con productos hidratantes.

Los ingredientes hidratantes para el cuidado de la piel, como el ácido hialurónico, la glicerina, la avena coloidal, la urea, el propilenglicol y el sorbitol, actúan como hidratantes que atraen el agua a la piel en un esfuerzo por hidratarla. Estos ingredientes se utilizan ampliamente en productos, como cremas hidratantes, cremas para el contorno de ojos y sueros.

El ácido hialurónico penetra fácilmente, por lo que funciona muy bien cuando se aplica tópicamente. Nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo y absorbe hasta el 60 por ciento de los nutrientes que le aplicamos.

Las ventajas adicionales del ácido hialurónico incluyen su naturaleza liviana y acuosa y la capacidad de retener la humedad del medio ambiente y la dermis más profunda para hidratar completamente la piel.

¿Quién debería usar ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es ideal para todo tipo de piel. En general, no es irritante y no desencadena acné, rosácea o reacciones alérgicas en la piel. Sin embargo, existe una pequeña posibilidad de efectos secundarios adversos.

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos producen menos, por lo que reemplazar el ácido hialurónico por vía tópica tendrá el mayor impacto en aquellos de nosotros que somos de mediana edad o mayores y a las personas con la piel más seca o más madura obtendrán mayor beneficio del uso de ácido hialurónico.

El ácido hialurónico tiene la palabra “ácido” en su nombre, pero no hay razón para que los tipos de pieles sensibles lo hagan a la ligera: es seguro para todos. No se conocen efectos secundarios de la utilización de ácido hialurónico, ya que nuevamente, se produce en nuestros cuerpos. No obstante, si experimenta efectos secundarios de un producto que contiene ácido hialurónico hable con su médico, aunque también podría deberse a otro ingrediente activo o inactivo.

Ácido Hialurónico inyectable.

El ácido hialurónico también viene en forma de inyectable. En los rellenos dérmicos, el ácido hialurónico se presenta como un producto similar a un gel que, una vez inyectado, atrae el agua para regenerar el volumen y recrear la estructura perdida. Esto, a su vez, ayuda a reducir la apariencia general hundida o flácida de la cara y suaviza el aspecto general de las líneas y arrugas.

Los rellenos realizados con ácido hialurónico pueden variar, por lo que es importante ver las opciones con su dermatólogo para asegurarse de obtener el más adecuado para usted. Con la base de ácido hialurónico dependerá del tamaño de las moléculas de las fórmulas y de cómo se unen, varían en densidad, capacidad de elevación y longevidad.

El hecho de que se inyecte en la cara no significa que sea permanente. Los rellenos de ácido hialurónico son reversibles, por lo que, si no está satisfecho con los resultados o si un vaso sanguíneo se ha bloqueado durante el proceso de inyección, su dermatólogo puede insertar la enzima hialuronidasa para disolver el relleno en cuestión de minutos.

La enzima funciona rápidamente: el material comienza a disolverse de inmediato y se completa por completo en 24 a 48 horas. Sin embargo, las personas con alergias a las picaduras de abejas deben tener precaución y hablar con un dermatólogo antes de realizarse un procedimiento a base de hialuronidasa, dado que la enzima es altamente contiene veneno de abeja.

En qué casos no deben hacerse rellenos de ácido hialurónico.

Los rellenos de ácido hialurónico son para la mayoría de las personas, excepto para las embarazadas. No hay muchos datos sobre el embarazo y los rellenos, pero los dermatólogos tienden a evitar inyectar a los que esperan por miedo a lo desconocido. Además, omita estos rellenos si tiene una infección cutánea activa. Primero, trate la infección y luego proceda con su cita una vez que su dermatólogo lo haya aprobado.

Existen riesgos con el ácido hialurónico inyectable.

Si está considerando la posibilidad de obtener rellenos hialurónicos, debe tener en cuenta algunos riesgos menores. Con cualquier tratamiento inyectable, los hematomas y la hinchazón son los efectos secundarios más comunes. La buena noticia es que estas deficiencias son sólo eso: de corta duración. Cualquier dolor a la palpación debería desaparecer en unos días.

Puede reducir la probabilidad de hematomas si evita los agentes anticoagulantes, como la aspirina, el ibuprofeno, aproximadamente una semana antes del tratamiento. Los masajes también pueden ayudar a disminuir la hinchazón y los hematomas. La mayor preocupación es la inyección involuntaria en un vaso sanguíneo, que puede provocar la muerte del tejido, formación de costras y cicatrices, por eso es imprescindible que sea un médico quien le haga el tratamiento.